Colecciones

Azulejos de Cocina y Género, siglos XVIII-XIX

Las composiciones para cocinas se concebían como un espejo del ámbito culinario. Forman amplios zócalos con figuras realizando tareas culinarias, con alimentos y utensilios. Las figuras de estas composiciones, destinadas a casas solariegas, son piezas únicas que los pintores cerámicos copiaban de lo que veían sin disponer de ningún grabado ni fuente artística; lo que hace de ellas unas obras encantadoras por su cotidianeidad. La policromía de la época confiere a las escenas un gran colorido y las grandes composiciones del rococó, profundamente hedonistas, no tienen parangón en toda Europa. A las grandes composiciones se suman los azulejos completos de género con una variada representación iconográfica: arquitecturas, paisajes, personajes, oficios, animales, allimentos, utensilios de cocina, que tendrán una continuidad durante la primera mitad del siglo XIX. Si bien las grandes composiciones corresponden a las fábricas valencianas y a la de Alcora, los azulejos de género del siglo XIX fueron producidos, además, por los centros de Ribesalbes y Onda.

>> Volver al listado de colecciones

 

Ref. 125

Ref. 230