Colecciones

Azulejería Gótica-Mudéjar

Tras la conquista cristiana de Valencia (1238) la cerámica de aplicación arquitectónica, en manos de los mudéjares de Manises y Paterna, recrea temas iconográficos, geométricos y vegetales de raigambre musulmana (alaifas, árboles del Paraíso, retículas, pavones y vírgulas) con óxido de cobalto. A partir del siglo XV la inflluencia estética gótico-cristiana incorpora temas decorativos gremiales (herreros, cardadores) y heráldicos destinados a la nobleza y al clero. Por otro lado, predominan los motivos vegetales geometrizados (rosetas, rodaviento, encadenados) y azulejos simples, como los de la "mitadat". En los inicios del siglo XVI, el influjo renacentista y la producción cerámica andaluza y toledana motivaron la adopción de decoraciones derivadas de las lacerías musulmanas: series de tibias, de estrellas de tres brazos o los encadenados en reserva. También se producen los azulejos de cuerda seca y arista de estilo mudéjar a imitación de los sevillanos.

>> Volver al listado de colecciones

 

Ref. 41

Ref. 8

Ref. 31

Ref. 13